Jorge Guinzburg

Periodista locuaz, ingenioso, reconocido por sus entrevistas incisivas, provocador y un personaje sumamente irónico. Jorge Guinzburg nació en la capital federal el 3 de febrero de 1949, transcurrió toda su infancia en el barrio de Flores. Egresó en el año 1966 de la secundaria y junto a su compañero, Carlos Abrevaya comenzarían una larga carrera artística.

Ambos ingresan a la universidad pero al poco tiempo la abandonan, en sus ratos libres se dedican a escribir por hobbies. En 1971, ingresarían a radio Rivadavia de la mano de Juan Carlos Mareco, quien los contrata para que sean sus libretistas. Luego, ejerciendo la misma labor, empezarían a trabajar con Cacho Fontana, para su programa “Fontana Show”.

Su incursión en los medios gráficos, se da cuando ingresa a Satiricon (revista emblema en los 70). A partir del año 1975, comienzan a trabajar junto a Tabaré (encargado de los dibujos), los 3 son los creadores de una historieta que quedará grabada en el inconsciente colectivo por representar los valores argentinos, “Diógenes y el lingera” la misma es publicada por el diario Clarín. En el año 1978, en plena dictadura militar, ingresarían a la revista “Humor” (reconocida por su alta capacidad para ironizar la cruda realidad del país).

Un año antes del regreso a la democracia, trabajaría junto a un emblema del monólogo para la sociedad argentina, Tato Bores, de esta manera Jorge formaría parte de su equipo de trabajo, encargado de escribir los libretos de humorista.

Un año después del regreso a la Democracia, lo encuentran a Jorge trabajando para el programa radial “En ayunas”, dos años después empezaría a ser reconocido a través de un programa “mito” de la televisión, “La noticia rebelde”. Con la conducción de Raúl Becerra, Adolfo Castelo, Carlos Abrevaya y Jorge; este programa rompía con las estructuras tradicionales de la televisión argentina, después de años de censura, el estilo audaz y desfachatado de este programa empezaría a transformar el modo de hacer televisión.

El inicio de los noventa, encontraría a Guinzburg trabajando junto a Horacio Fontova, ambos eran los creadores de “Peor es nada”, el mismo consistía en sketches y entrevistas destinado al público adulto, por lo tanto la parodia y el erotismo estaban presentes en el programa. El final del ciclo llego a finales de 1994.

Tres años más tardes realizó “La biblia y el calefón”, el mismo era un programa de entrevistas a 4 invitados,  en este exitoso ciclo convocó a grandes personalidades del espectáculo, políticos, deportistas, los mismos producían un intenso y entretenido debate en donde la vida cotidiana y los temas de actualidad eran el eje temático del programa.

Entre 2005 y 2007, surgiría el programa “Mañanas informales”, este ciclo matutino estaba conducido por Jorge y Ernestina Pais, contaba además con periodistas específicos (deportivo, espectáculos, etc.). El buen humor era una marca registrada del programa, que duró cuatro temporadas al aire. En muchas de las emisiones de la tercera temporada, el ciclo no contaba con la presencia del conductor, esto se debía a sus serios problemas de salud (cáncer pulmonar). Jorge fallece el 12 de Marzo de 2008, dejando una profunda tristeza en los medios de comunicación de Argentina.

Permanecerá en el recuerdo su amplia capacidad para entrevistar y su ironía. En una sociedad que sufrió más angustias que satisfacciones, el recuerdo de Jorge arrancará una alegría al recordar su sonrisa eterna.

Texto original para VALORES ARGENTINOS: Hernán Kelly. Licenciado en comunicación social (Universidad Nacional de San Luis) y periodista (Universidad Nacional de San Luis)

Fotografía: Revista SATIRICON nro 31 marzo 1984

LINKS SUGERIDOS:

Nota GACEMAIL: El humor desesctructura y estabiliza

Nota AMIA Fuente: “Vida judía en Argentina: aportes para el Bicentenario” coordinado por Magdalena Faillence. Proyecto Curatorial, contenidos y producción: Elio Kapszuk – Ana E. Wainstein

PREMIO FUNDACION KONEX

Comments are closed.