Principios

Valores Argentinos es un núcleo de identidad colectiva que reúne las acciones y pensamientos dirigidos a incrementar el capital social y fomentar el bien común entre los argentinos.

Valores Argentinos se propone crear una comunidad formada por todos quienes estén convencidos de que Argentina puede ser un gran país (más allá de las circunstancias económicas y políticas), e interpretamos la crisis existente como una realidad coyuntural que debemos definir y afrontar.

Respetando la democracia los argentinos debemos entender que el futuro del país no sólo depende del gobierno que elijamos, sino fundamentalmente de nuestras decisiones cotidianas. Valores Argentinos será una comunidad de hombres protagonistas de su propio destino que intentará hacer de nuestra sociedad, el mejor lugar posible para nuestra vida y la de nuestros hijos.

¿Cuáles son los verdaderos valores argentinos? ¿Cómo elevarlos, sostenerlos y ponerlos práctica? En primer lugar, reconociéndolos. Nuestra primera tarea será el reconocimiento de todas aquellas características naturales, históricas, sociales e individuales que contribuyen a mejorar la calidad de vida de quienes habitamos en este suelo.

VALORAR, DELIBERAR Y DECIDIR

LIBERTAD E IDENTIDAD

BIEN COMUN y BIEN INDIVIDUAL

CONFIANZA Y COOPERACION

AUTOSUPERACION, CRECIMIENTO Y TRASCENDENCIA

DIVERSIDAD Y SOLIDARIDAD

VALORAR, DELIBERAR Y DECIDIR

El término “valores” a través del cual queremos rescatar las bondades argentinas no es azaroso; el concepto “valor” proviene del verbo de origen latino “valere”, que significa gozar de plenitud, de buena salud. De allí también se derivan los adjetivos fuerte, valiente, válido, que amplían el marco de referencia, aludiendo a las condiciones físicas, morales o legales necesarias para alcanzar un fin buscado.

Por todo ello, las elecciones que hacemos constantemente y las decisiones que tomamos están absolutamente influidas por nuestra identidad valorativa. Son los valores, ordenados jerárquicamente, los que nos permiten “decidir”, proveniente del latín “decidere”, que significa cortar, poner un punto final a algo; en este caso, a un proceso de deliberación.

La deliberación es una actitud muy típica de quien está por tomar una decisión. Deliberar es sopesar, poner en la balanza distintos argumentos. Por lo tanto, en cada deliberación previa a una elección estamos valorando dos o más cursos de acción en función de la importancia de cada uno para nuestra integridad e identidad.

LIBERTAD E IDENTIDAD

La libertad está intrínsecamente asociada nuestra jerarquía de valores. La capacidad de decidir con responsabilidad, reconociendo un orden de prioridades anterior a ella, es lo que nos permite obrar libremente. La racionalidad de nuestra elección toma en cuenta una deliberación anterior, y esto implica LIBERTAD.

LA IDENTIDAD VALORATIVA, que nos permite decidir luego de una deliberación, es el factor que CONDICIONA NUESTRO GRADO DE LIBERTAD.

BIEN COMUN y BIEN INDIVIDUAL

Los intereses de la nación deben estar a un nivel más alto que los intereses de sus individuos. Sólo una comunidad enriquecida devuelve a sus integrantes bienestar y progreso.

El bien común, es decir el bien compartido, es nuestro principal valor. Y el bien común es la fuente del bien individual.

Un individuo puede perseguir sus propios intereses a costa de los demás pero éste no aumentará el bienestar de toda la comunidad, más bien tenderá a disminuirlo. Cuando el bien común es un valor, surgen límites institucionales que buscan impedir que algunos individuos puedan perjudicar al resto con acciones oportunistas.

Valores Argentinos debe ser el espacio para los argentinos que sostengan el bien común como origen de la felicidad personal. A su vez, ninguna acción de la comunidad podrá perjudicar directa o indirectamente a un argentino que participe en la misma causa.

CONFIANZA Y COOPERACION

El valor que nos permite una idea más concreta del bien común es la confianza. Esta es la capacidad de establecer el intercambio en primera instancia, más allá de la certidumbre que se tenga de la respuesta. La confianza generalizada en una sociedad es producto de la cooperación permanente y esta sólo es posible cuando la transgresión a los acuerdos es sancionada.
Cuando dos o más personas se conocen por primera vez, sus actos estarán guiados por la necesidad de seguridad ante lo desconocido y muchas veces esto significa desconfiar del otro o de los otros. Esto tiene cierta lógica porque además desconocemos los códigos éticos del desconocido y tememos que al no ser los nuestros, sus actos puedan perjudicarnos. Por eso, decimos que la confianza es el lubricante de las relaciones sociales, y la confianza generalizada sólo es posible cuando existen dos condiciones:
– Cuando las conductas oportunistas son penadas.
– Cuando el conocimiento mutuo, producto de la interacción, nos permite compartir valores. Esto nos brinda la certeza de que es muy poco probable que una conducta ajena nos perjudique.

Ello ocurre a su vez, cuando el fundamento de la cooperación social no sólo son los valores éticos sino también los intereses individuales. Es decir, cuando además de la condena moral, existe una sanción legal que hace más costosas aquellas conductas que no respetan las normas del conjunto.

AUTOSUPERACION, CRECIMIENTO Y TRASCENDENCIA

La comunidad debe trascender las circunstancias coyunturales para insertarse en la historia. Esto es tener la fortaleza suficiente para aceptar los desafíos y a partir de una actitud emprendedora y cooperativa acometer los cambios que sean necesarios.

Nuestro proyecto necesita de todos; de especialistas y profesionales, de estudiantes, de hombres y mujeres con formación práctica, de trabajadores laboriosos; todos quienes estén dispuestos a poner sus capacidades al servicio de la comunidad. La capacitación y auto superación humana y profesional son los vehículos más veloces para alcanzar estas metas.

DIVERSIDAD Y SOLIDARIDAD

Valores Argentinos es un espacio abierto, absolutamente libre para que participen todos aquellos que lo consideren un espacio propio.

Todas las creencias, los orígenes étnicos, las razas, las culturas se verán representadas por los Valores Argentinos que queremos rescatar. Porque estos valores no son sino el resultado del esfuerzo de todos los que hicieron y hacen la Argentina.

La solidaridad y la responsabilidad son rasgos distintivos de nuestra comunidad y de todos aquellos que se quieran integrar a esta red.
Muchos tratarán de invalidar nuestros valores o asociarlos a imágenes negativas, sesgadas, no integradoras. Pero nuestros valores son concretos y están absolutamente disponibles para quien quiera hacer uso de ellos. Cuanto mayor sea el número de individuos que sostenga y se apropie de los Valores Argentinos, más importancia tendrán como emblemas de nuestra identidad

Partiendo de la certeza de que quienes día a día se esfuerzan física e intelectualmente movidos por estos principios, debemos reconocernos, integrarnos y ayudarnos mutuamente, Valores Argentinos ofrecerá un espacio donde sea posible la integración de la comunidad.

Un lugar donde se incentive, premie, reúna y difunda a todos los hombres que piensen a la Argentina futura como una verdadera comunidad cultural y productiva que, enriquecida, nos devolverá bienestar y progreso.

Valores Argentinos es un espacio libre, abierto para que todos lo consideren un espacio propio. Tendrán lugar todas las creencias religiosas, los orígenes étnicos, culturas diversas y tendencias políticas ya que todos los que formemos Valores Argentinos buscaremos el mismo objetivo: Hacer una Argentina mejor.